El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

¿Que es el Feng Shui?

El feng shui es una técnica que estudia una construcción y la valora, aportando unas pautas en el diseño, en la función de los espacios y en la decoración. Su aplicación reporta bienestar y confort mejorándose la calidad en la construcción.

Esta técnica es el resultado de años de observación de los cambios y ciclos de la naturaleza, del magnetismo terrestre y de las formas naturales y edificadas que nos rodean. El registro y valoración de éstos permitió formular normas y principios que constituyen la esencia de este arte.

En la antigua china la filosofía, el arte y la ciencia concebían la naturaleza como un todo integrado. Los mismos principios que dieron pie al desarrollo de la acupuntura, la medicina tradicional, las artes marciales u otros también eran tenidos en cuenta por los maestros de feng shui al elegir el lugar y concebir el diseño de una construcción.

Gracias a los nuevos planteamientos científicos, ya no se puede entender una construcción solamente en términos meramente estéticos, como si la estética que nos rodea no emitiera energía o fuese susceptible a ella. Los maestros de Feng shui, evidentemente, no disponían de todo este conocimiento científico pero a través de una concienzuda observación y su posterior experimentación con las fuerzas que nos rodean, establecieron una serie de procedimientos de diagnóstico y aplicación.

El fin de este arte es crear espacios que aumenten la calidad de la construcción y, con ello, la calidad de vida de las personas que habitan o trabajan en él.

El feng shui, para su estudio y análisis, dispone de pautas de comportamiento donde intervienen dos variables:

1- El tiempo: establecido sobre un sistema de división basado en 3 ciclos, formados de 9 periodos de 20 años lunares cada uno.

2- El espacio: que lo determina la dirección magnética del frente de la construcción.

Además, posee una serie de normas para la ubicación y posicionamiento de una construcción en función del entorno natural y construido que la envuelve. Con todo ello, esta técnica consigue generar las mejores formas para que la estética creada genere vibraciones armónicas que contribuyan a mejorar la calidad de los espacios que habitamos.